19 de abril de 2009

Surco el viento y siento la brisa

Surco el viento y siento la brisa
admiro la alegría del amor
admiro la belleza interior
admiro la hermosura de tu risa

Cuando te miro y veo tu sonrisa
se enciende una luz que me da calor
que me da fuerzas y me da el valor
de surcar el viento y sentir la brisa

Que bonita sería la realidad
si solo se pudiera imaginar
imaginar que tenemos la bondad

De dar y no tener que envidiar
de agradecer y decir de verdad
gracias dios por dejarnos amar


(36)

Autor: Toni

Malviviendo 1x05 - "Callejosos"


La montaña

- ¿Sabes una cosa?- le dijo ella.
- Dime.
- Hoy me gustaría hacer algo diferente.
- Como que, ¿tirarte en paracaídas?
- No tonto – le dijo ella con una sonrisa- quiero salir, me gustaría ir a la montaña.
- ¿Y lo piensas ahora?, es un poco tarde para salir.
- Pero si no podemos hoy, lo haremos mañana.
- Mañana espero que si, nos levantamos temprano.
- De acuerdo, nos levantaremos temprano.
- ¿Porqué quieres ir a la montaña?
- Me apetece variar, quiero que hagamos el amor allí.
- Allí será mas incomodo, aquí tenemos camas, sillas, etc., allí no hay nada, sino tierra y vegetación, nos ensuciaremos, ¿acaso crees que sentirás mayor placer?
- Mi amor, eso dependerá de ti, de cómo te portes- y le dio un beso

Autor: Toni

La obsesión del deseo / Parte 1

Preso del destino, no sabía que hacer, estaba anclado en el miedo, quería encontrarse con el olvido, pero el olvido se alejaba para recordarle que le esperaba el futuro, tenia tanto miedo a ese futuro que se refugiaba en los recuerdos.

Estaba en una fiesta, y ahí estaba ella, tan bella y tan hermosa que no se podía soñar con una chica mejor, su sonrisa era el reflejo de la felicidad, ella no lo sabía pero ya él la amaba. Pasó la fiesta buscando un amigo en común, para que los presentara, al fin lo encontró. estaba muy nervioso, por fin la iba a conocer. Se llamaba Sofía, que maravilloso nombre, era dulce y amable, se besaron en la mejilla, él sintió que su corazón palpitaba a una mayor velocidad, de cómo su rostro se encendía y se ruborizaba, al fin la había conocido pero enseguida se disculpó, se tenía que marchar, apenas pudo cruzar palabra con ella y se iba, no sabía si pedirle su numero de teléfono, quería volver a verla, quería hablar con ella, quería volver a sentir el calor de sus mejillas, pero su cobardía alejó la petición.

Llegó a casa y no pudo dormir, solo pensaba en ella, ¿como era posible que una mujer fuese tan hermosa?, sin duda mujeres bellas habían, y muchas, pero aquella mujer, con sólo mirarla, despertaba una sensación que le hacía sentir en el aire, como si nada mas existiese ella pero para ella él no existía. Temía que el deseo se convirtiera en una obsesión, y en una obsesión se convirtió.

Por la mañana se levantó, lo primero que hizo fue llamar a su amigo, aquel que les había presentado, el todavía estaba medio dormido, le dijo que si podía haberse esperado, por supuesto que no, contestó el, le pidió el numero de teléfono de Sofía, que nombre tan hermoso, después de discutir un rato su amigo le dijo que no lo tenía, pero que ella trabajaba en una tienda de ropa en el centro.

Después de desayunar, de arreglarse, de mirarse cien veces en el espejo, de ponerse perfume, de volver a mirarse en el espejo, decidió que estaba listo para salir. Cogió el auto, tardó veinte minutos en llegar al centro, allí dejo aparcó en un parking y fue caminando para buscar la tienda, Después de estar caminando y mirando en casi todas las tiendas, al final la vio, se quedó paralizado, por fin la había encontrado.

parte 2 pulsa
aqui

Autor: Toni