28 de abril de 2009

P81

Reunión del yo con el ser; con el todo.
Para mí, en especial, la soledad significa
reunir mis partes diversas,
jerarquizar lo grande y lo pequeño.


Yo creo que la soledad es un acto profundo
y necesario de autoestima y de amor a uno mismo.

EL EXTRAÑO Capítulo 1

Prologo, pulsa aqui

Todo empezó un domingo, que la gente estaba reunida en el parque del pueblo, charlando y riendo.
Cuando vieron aparecer a un extraño, corriendo con una mano en el hombro, mientras este sangraba, mirando repetidamente hacia atrás, con una mirada aterrorizada,como si lo estuviese persiguiendo un demonio.
Todos fueron corriendo hacia donde estaba él, para prestarle ayuda. De repente, cayó de rodillas y se desmayó.
-¡Llamad al hechicero!, ¡corred!, se está desangrando,¡corred!.
El pueblo es un lugar pequeño, aquí se conocen todos, aunque eso no quiere decir que se lleven bien, pues aquí no habrá viviendo mas o menos unas mil personas. La gente aquí se suele dedicar a cultivar la tierra y a algún comercio, como una tienda de víveres, un bar, etc. . Pero lo mas extraño que había era la tienda del señor inquietante, o al menos la gente la llamaba así, dicen que vendía objetos mágicos, pócimas milagrosas y cantidad de cosas extrañas que nadie sabía para que servían.
El señor inquietante decìa que se llamaba Vernaus, aunque muchos pensaban que ese no era su verdadero nombre, no había nacido aquí pero llegó al pueblo hace mucho tiempo.Tenía un carácter bastante introvertido, no era huraño solo poco sociable, poca gente sabia algo de él y lo que sabían se lo callaban. En su tienda había una cantidad enorme de objetos no muy comunes (raros),muchos de ellos incluso tenebrosos y macabros como cabezas de serpiente de tres ojos, toros enanos de dos rabos , etc. Todos disecados , eran amuletos para la brujería y la temida magia oscura. Había objetos para magos nobles que eran los aprendices de los magos supremos y para los hechiceros, estos últimos solían llevarse sapos vivos para sacar pócimas curativas de su piel y rabos de gato de dos cabezas para la vista, que además ayudaban a curar las heridas. Los hechiceros eran los que curaban a los enfermos.
Aparte del señor Vernaus el resto de personas del pueblo eran normales, bueno casi todas, si no hablamos del hechicero que era como el médico, él curaba a todos los enfermos y todas las enfermedades y a quien no podía curar era porque estaba destinado a morir. Nosotros le llamábamos el salvavidas, pero su auténtico nombre nunca ha estado muy claro, se cree que era Kitapac, el dios que cayó de pie, dijo otro hechicero, que había venido a comprar a la tienda del señor inquietante. Llevaba siempre una túnica marrón oscuro con capucha que se ponía para realizar alguna ceremonia de curación. Tenía unas manos largas, dedos que acababan en unas uñas largas pero limpias, rostro añejo con mirada profunda y una barba gris que casi llegaba al ombligo. Era una persona muy respetada en la región y sus consejos siempre estaban cargados de sabiduría.
El pueblo está enclavado en el valle de Farenturg, en la región de Zertiad, reino de Kartmanzia. Normalmente suele ser un lugar tranquilo(bueno las típicas peleas por boberías, discusiones, lo normal para que el pueblo no sea tan aburrido).Había tres cantinas y una posada que solían dar cobijo a los visitantes, dos molinos de agua para moler el grano y dos tiendas de víveres, luego la tienda de objetos mágicos que daba al pueblo fama en la región, todo lo demás son casas, unas mas grandes otras mas pequeñas. En fin un pueblo normal, si no hubiera pasado lo que pasó.

capitulo 2, pulsa aqui

Autor: Toni

La obsesión del deseo / parte 2

Parte 1 pulsa aqui

Ella estaba hablando con un hombre, parece que se conocían, en el trato se veía que había mucha confianza, así que dudó si entrar en ese momento, siguió mirando y vio como el hombre la agarraba por la cintura, el corazón parecía que se le iba a salir del pecho, no podía creer que estuviese comprometida, tan ilusionado que está, como es posible que este pasando esto. Después de unos minutos decidió que era mejor marcharse, no quería sentirse desplazado ni humillado, agacho la cabeza y dio media vuelta, se fue al parking a buscar el coche, lamentándose de su mala fortuna.

Sofía le estaba diciendo a su jefe, Tomás, un amigo de toda la vida y casado con su mejor amiga, que lo había pasado muy bien en la fiesta, que había conocido a mucha gente, sobre todo a un chico muy agradable pero apenas tuvo tiempo de conversar mucho con él, su jefe le dijo que si habían intercambiado los números de teléfonos, ella dijo que no, que ni siquiera se le había pasado por la cabeza, una lástima, parecía muy interesante.

Llegó al coche, totalmente desolado, como es posible que no supiera que no tendría pareja, se decía, es normal, una mujer así es imposible que esté sola, porqué su amigo no se lo había dicho, ahora se sentía absolutamente frustrado, esperaba que hoy fuera el primer día del comienzo de una relación con la mujer de su vida, pero ahora resulta de que él no llegará a ser el hombre de la de ella.

Su amigo Tomás le aconsejó que hablara con el amigo que les presentó y le diera su numero de teléfono o ella se lo dejara a él, para que así poder hablar y concertar una cita, a ella no le pareció mala idea, pero tendría que ir a casa de ese amigo porque no tenía su numero de teléfono, le gustaría conocer mejor a ese chico, parecía ser buena persona, lo que no se acordaba de sus nombre, después de pensarlo mucho……no recordaba el nombre de aquel muchacho tan agradable.

Parte 3 pulsa aqui

Autor: Toni

P75

Si deseando escribir no escribo,
es que no deseo escribir.


Si parado frente al refrigerador
me pregunto: ¿Tengo hambre?
es que no tengo hambre.

Dulce deseo

Dulce deseo que hay en mi mente
que solo piensa en estar a tu lado
por que mi corazón has cautivado
y no lo puedo olvidar fácilmente

Dulce deseo que hay en mi interior
quiero abrir las puertas de tu corazón
quiero sentir dentro de mi tu pasión
quiero que me des todo tu amor

Dulce es el deseo y fuerte la ilusión
dulce ilusión y fuerte el deseo
por que en el amor creo
te amaré aunque no me des la ocasión

De tratarte con esmero cada día
de buscarte la felicidad
de darte el amor que de verdad
siento al hacerte esta poesía.

(32)

Autor: Toni

Alegría, paz y amor

Deseo paz, amor y alegría
que salga de nuestro interior
para encontrar cada día
la alegría, la paz y el amor

Camino perdido por la realidad
buscando momentos para amar
y algún día llegar a encontrar
el momento de querer de verdad

Que difícil es la verdad
si tras ella se oculta el dolor
de saber que no tienes amor
y se aleja la felicidad

Un día sin sol una noche sin luna
aparco mi deseo en la oscuridad
aparto el reflejo de la realidad
y me pierdo en el deseo y en la locura

Locura por sucumbir a tu amor
deseo de sentir tus labios y tus besos
que tu cuerpo me haga sentir preso
de los latidos que vibran en mi interior

Autor: Toni

Por la amistad

Para nuestra amistad te conocí sin darme cuenta, recorrí el camino a tu lado porque me acompañabas, cuando me caí me levantaste y seguiste caminado a mi lado, por nuestra amistad, la luna y los ángeles nos guían para que no nos perdamos, se que siempre vas estar ahí aunque no te vea, porque te llevo dentro de mi corazón. Para nuestra amistad no hace falta el bien o el mal, lo correcto o lo incorrecto, nuestra amistad está por encima de este foro, pero este foro forma parte de nuestra amistad, es un reflejo de ella y de nuestra unión, no de nuestra perdición, que aunque se hunda el mundo nosotros flotaremos en el agua del amor y la armonía que nos une, para nuestra amistad existe la mejor receta posible, poder mirarnos a los ojos y hablar con el corazón, él le da sentido a lo que pensamos, así que por nuestra amistad, todavía no he recorrido todo el camino, quiero que sigas a mi lado, porque quiero que seas tu quien me levante y cure mis heridas y sentir el reflejo de tu amor cada día. Por nuestra amistad.

Autor: Toni

Hijo de la Luna